La Sexualidad en la Adultez Tardía

2065065520_3771ce2a33_b

Así como el cuerpo y sus funciones experimentan cambios con la edad, de la misma manera, la Sexualidad comparte este proceso: el envejecimiento. Si bien todos somos sexuados desde que nacemos hasta que morimos, sabemos que las posibilidades se modifican con el paso de los años. Si la vida sexual en la juventud fue placentera y satisfactoria condicionará su Sexualidad y la de su pareja en la llamada tercera edad, adultez tardía y/o vejez y tratará de mantenerla, no así los que tuvieron un pasado disfuncional, por norma general.

Pero, ¿por qué no pueden las personas adultas disfrutar de su Sexualidad?

Si la vida erótica y genital se mantiene también en el adulto mayor, eso es un hecho, y no podemos obviarlo ni eliminarlo; debemos facilitar, promover y hacer tomar conciencia de los prejuicios que tienen la sociedad y los profesionales de la salud con relación a la Sexualidad de los adultos mayores, lo que los lleva a desatenderla o desestimarla, son MITOS.

sexualidad-y-vejez-22-728
Mitos de la Sexualidad en la Adultez Tardía

Podemos resumir por tanto, los siguientes Factores Psicosociales que dificultan la Vida Sexual Plena de los adultos mayores:

  • El modelo de Sexualidad y de belleza dominante: cuerpos esbeltos, sin arrugas, delgados, perfectos,… importancia imagen corporal, autoestima, confianza con la pareja y apoyo mutuo.
  • La falta de pareja sexual, se da con mucha frecuencia la viudedad.
  • La falta de intimidad.
  • La historia sexual previa, el tipo de relaciones mantenidas.
  • Enfermedad y/o uso de fármacos, así como los efectos secundarios.
  • Dificultades económicas, sociales,…
  • Condiciones físicas inadecuadas.
  • Ansiedad de ejecución, necesidad de replantear la Sexualidad en aquí y ahora.
  • Actitud resistencias de los hijos o la convivencia con los hijos.
  • Actitud de los profesionales e instituciones (vivir en instituciones).
  • Actitudes y creencias personales erróneas sobre la edad y sobre los problemas de salud en relación a la Sexualidad.

Un hecho que por todos es conocido es el envejecimiento acelerado de la población, debido a varios factores: aumento de la calidad y esperanza de vida, el decremento del número de nacimientos, pero también las prejubilaciones facilitan que muchas personas, muchos más jóvenes, puedan disfrutar de una larga, divertida y saludable adultez con las ventajas de madurez, posiblemente estabilidad y bienestar biopsicosocial, así como económico.

Entonces… ¿Qué ocurre con el sexo en esta época de la vida?

Suceden y se entremezclan varias situaciones. Muchas personas creen que la vida sexual, simplemente, ha llegado a su fin, que deben colaborar y apoyar a sus hijos ya sea emocional o económicamente, ayudarles a cuidar a los nietos, lo cual, a la luz de las investigaciones sexológicas actuales, se revela como un prejuicio, un preconcepto. Estas investigaciones muestran que las personas de la llamada tercera edad, con relativa buena salud, que disfrutan del sexo, son capaces de tener actividad sexual hasta una edad muy avanzada.

Esto dependerá de toda su vida pasada y también de su actitud con respecto a la ancianidad en su conjunto y, en particular, a sus creencias y a su propia imagen. Si durante su vida le ha concedido un lugar importante a la sexualidad, si la ha gozado plenamente, seguirá deseando y se obstinará en mantenerla. Por el contrario, aquellos que se entregaban con dificultad o veían el acto sexual como rutinario, de oficio o conflictivo se apresuran a invocar su vejez para excusarse y evitar el sexo. (La Sexualidad Masculina Sapetti- Kaplan, 1986).

Entonces es obvio que existen más elementos que perpetúan la idea de que las personas mayores no tienen Sexualidad, ya sea de pensamiento, obra u omisión. Y un elemento esencial en estos casos es la presión social, que lleva a desexualizar a los ancianos de los que, en general, se espera que cumplan con la imagen idealizada de dedicarse a cuidar a los nietos o al esparcimiento monótono, en fin, a convertirse en “la clase pasiva”, donde las pasiones no tienen demasiado espacio, pero si éstas aparecen, quienes las viven frecuentemente reciben el apodo de “viejos verdes”, “chivos viejos” o “viejos sucios”.

Porque por muchos ha sido oído, y no en pocas ocasiones, que el vigor de los hombres jóvenes, es llamado lascivia en los viejos; la pasión femenina adopta tonalidad de locura de una “vieja loca”. Es que existe una mitología-alimentada por una mala información – que niega o denigra la sexualidad de las últimas etapas de la vida. Estas falsas creencias tienen sus pilares en una cultura que ha convertido al cuerpo joven y esbelto en un ideal de vida, y al rendimiento, en la vara para medir cualquier actividad, incluida la sexual.

Pero al igual que la Sexualidad y las prácticas sexuales no existen sólo unas, tampoco el tipo de parejas o relaciones afectivo-sexuales en las personas mayores son únicas.

sexualidad-y-vejez-7-728
Salud Sexual en la Adultez Tardía (MASLOW)

Sexualidad según tipos de parejas en las personas mayores

La sometida:
Es la pareja que sigue rol tradicional, donde la esposa sigue cumpliendo sus deberes conyugales hasta la muerte.
La desexualizada:
Las que han desexualizado a su pareja y lo tratan igual que a un pariente, así consideran incestuoso tener sexualidad a esta edad.
La sublimizada:
Es la pareja que ha sublimado su libido hacia otras tareas y en sus prioridades están primero otros deberes.
La vinculada:
Es la pareja que considera que el sexo es irrelevante, pero sigue manteniendo su vínculo afectivo y se interesa por darle de comer, peinar a su pareja o bañarla.
La exitosa:
Es la pareja que continua teniendo una actitud positiva hacia el sexo y sigue manteniendo su sexualidad y con ello una mejor calidad de vida.


Pero también no podemos olvidar, que esa maduración a nivel cognitivo, se da a medida que pasan los años y se dan las denominadas experiencias vitales, es decir, se envejece y la consecuencia lógica, es la experimentación de cambios biológicos en ambos sexos. A continuación, varios cambios referidos y relacionados con la Sexualidad.

Los Cambios Biológicos que pueden experimentar las MUJERES:

  • Finaliza la capacidad reproductiva, aunque ello no debe suponer la prevención de ITS ni las revisiones ginecológicas
  • Disminuye la tasa de estrógenos y progesterona (menopausia)
  • Cambios en la figura corporal y en la distribución de la grasa
  • Dificultades en la excitación y la lubricación
  • Descenso de las contracciones en el orgasmo y Disminución del tamaño de útero y vagina.

Por lo que tiene sus repercusiones y consecuencias, son los cambios producidos en la Respuesta Sexual

Cambios en la Respuesta Sexual Humana:

FASE DE EXCITACIÓN: disminuye la vaso congestión de tejidos genitales. El matiz púrpura se convierte en más rosado. La lubricación vaginal puede tardar de 5-15 minutos más. Por lo que se recomienda el uso de lubricantes.

FASE MESETA: disminuyen las contracciones uterinas. Los labios mayores no se elevan y la respuesta del clítoris no se modifica.

FASE ORGASMO: menor duración de las contracciones uterinas, siendo más espásticas que rítmicas.

FASE DE RESOLUCIÓN: más rápida, los labios menores palidecen antes.


Los Cambios Biológicos que pueden experimentar los HOMBRES:

  • Disminución gradual del nivel de testosterona
  • Los testículos se hacen más pequeños y fláccidos
  • Hay una menor producción de espermatozoides
  • Reducción de la viscosidad y volumen del líquido seminal
  • Disminución de la fuerza eyaculatoria
  • Aumento del tamaño de la glándula prostática
  • El orgasmo pierde calidad fisiológica pero gana a nivel psicológico y emocional.

Cambios en la Respuesta Sexual Humana:

FASE DE EXCITACIÓN: incremento del tiempo para obtener erección completa.

FASE MESETA: más larga, disminuye el enrojecimiento de la piel, la erección de los pezones, el aumento y la elevación de los testículos y del líquido preeyaculatorio.

FASE ORGASMO: aumento de control eyaculatorio. Contracciones eyaculatorias más lentas y menos vigorosas.

FASE DE RESOLUCIÓN: detumescencia más rápida, periodo refractario más largo.


Toda ésta información es esencial e importante para desmitificar que la Sexualidad sólo se da en una etapa concreta, por ello se debe promover la Educación Afectiva-Sexual ya el desconocimiento puede hacer que las personas no experimenten la Sexualidad Plena.

Se puede dar por hecho, aunque no ha sido mi intención, que la Sexualidad en las personas mayores se da siempre entre una mujer y un hombre, es decir, relaciones sexuales heterosexuales.

Pero, ¿es que las personas con otra orientación sexual y/o prácticas sexuales tampoco deben obtener placer y experimentar su Sexualidad? Pues es evidente, que es un Derecho. (Véase Derechos Sexuales y Decálogo Derechos Sexuales en la Vejez, Alonso Acuña.)

origin_9673332860b
Tus y Mis Derechos Sexuales sin importar edad, sexo, género, orientación sexual,…

Decálogo Derechos Sexuales en la Vejez expuestos en 1984 por Alonso Acuña Cañas en su libro “Sexo y Edad: de la madurez a la vejez”

1.- El ejercicio de la sexualidad es una libre opción que estoy en capacidad de tomar.
2.- Mi expresión sexual es permanente y no depende de la edad. Es una faceta vital que varía con cada persona.
3.- Tengo el mismo deseo y derecho a recibir y dar caricias tal y como sucedía en mi niñez y juventud.
4.- Estoy en capacidad de expresar sanamente el afecto hacia las personas que me atraen.
5.- Puedo constituir mi pareja y compartir mis sentimientos sin límite de edad.
6.- Soy capaz de trabajar, de producir, hacer deporte y divertirme. Mi situación de retiro o pensión no me lo impide, antes bien lo facilita.
7.- Como persona mayor puedo tener el don de la elementaridad, como sucede en la niñez. Soy capaz de gozar de la transparencia del aire, del aroma de la flor, el color de las mariposas, el roce de una mano amiga, la ternura de una caricia, el murmullo de un manantial. Cada vez más en virtud de mi experiencia.
8.- Me aferro a la vida porque se de su valor y percibo el placer de vivirla, aunque en ocasiones disfrute en la soledad de mis recuerdos y parezca persona huraña.
9.- Tengo derecho a cuidar y mejorar mi imagen exterior, a transmitir a los demás la belleza interior que brota de mi cuerpo y gozar de toda clase de sensaciones que de él provengan.
10.- El llegar a la vejez significa que he sobrevivido y triunfado sobre la enfermedad y la muerte. Puedo transmitir con orgullo estas ideas a mis hijos, nietos y amigos, para que a su vez si ellos logran alcanzar la vejez, tengan entonces el privilegio de transmitirlas también, a sus nietos, hijos y amigos.

Entonces, ¿cómo podemos favorecer la Sexualidad Plena en las personas mayores?

Factores que pueden facilitar una vida sexual plena:

  • Tener pareja
  • El nivel de salud
  • La integración social
  • Las relaciones afectivas positivas
  • Disponer de casa propia o un espacio en el que dispongan de intimidad y  privacidad.

Es así que va cobrando una especial importancia en este periodo de la vida: La intimidad, la comunicación, la empatía, el compromiso, el amor y el humor.

images
Adultez Tardía excelente momento para disfrutar de la Sexualidad

En edades avanzadas, el contenido de la Sexualidad puede dar más valor al intercambio afectivo, a las caricias, a formas de expresar la ternura, que a la práctica sexual penetrativa y a la explosión física que con él se produce. Por eso, y aun teniendo en cuenta las limitaciones físicas o fisiológicas que puedan darse en ésta edades, parece posible concluir que son más los factores psicosociales imperantes los que determinan un deterioro de la Sexualidad en esta etapa. Porque el desarrollo pleno de la Sexualidad depende de la satisfacción de necesidades humanas básicas como el deseo de contacto, la intimidad, la expresión emocional, el placer, la ternura y el amor; porque la Sexualidad no tiene fecha de caducidad.

Escrito por Zoraida Granados

Zoraida Granados

2 Comment

  1. Enhorabuena Zoraida. Me ha encantado tu artículo.
    Creo que no podemos obviar cómo es la vida de nuestros mayores, dónde radica su felicidad. Al fin y cabo todos, antes o después nos veremos en una situación, si no igual, muy similar.
    Mirar nuestro futuro y tener en cuenta los estados de ánimo de los mayores debido a su sexualidad, no es más que una manera de quererlos.
    Lo dicho, un buen artículo.
    Saludos.
    http://www.carlamila.es

    1. Hola Carla. Muchas gracias. Encantada y feliz de que te haya gustado. Y efectivamente, como comentas nos centramos más en lo urgente, nuestro día a día, dejando de lado lo importante, el día de después, que nos tocará vivir con las decisiones tomadas del día día. Por eso, es necesario tener en mente lo que desean/deseamos para nuestros familiares mayores y ayudar a cubrir sus necesidades y deseos. Un saludo.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>