Qué hacer si te encuentras con tu ex-pareja

ex-pareja

Debemos respetar la decisión si alguno de los dos no quiere tener contacto

En consulta veo personas que, tras una ruptura y durante el proceso de duelo por separación, están tan estresadas a nivel emocional, que no saben cómo han de reaccionar ante un ex después de dejarlo. ¿Tú cómo reaccionarías si te encuentras con tu ex-pareja? ¿Le saludarías o no? ¿Te pondrías a entablar una conversación con él/ella? ¿Y si en ese momento vas con tu pareja actual? Como siempre, la respuesta a esto es un “depende”. Y es que esto de las relaciones es tan complicado… Ojalá pudiéramos tener las cosas claras a la primera en lugar de darle tantas vueltas. Por todo esto, he decidido publicar una mini-guía súper fácil y sencilla para saber qué hacer en cada momento. Y recuerda que si tienes dudas, puedes escribirme a info@diariodeunasexologa.es ¡y te contestaré volando!

Mini-guía para saber cómo afrontar un reencuentro con tu ex

¿LE SALUDO O NO LE SALUDO?

El eterno dilema, ¿qué haces? Decántate por una opción u otra dependiendo de las siguientes situaciones:

Cuándo no saludar:

  • Cuando a alguno de los dos no le apetezca saludar. Parece obvio, pero hay personas que creen que después de romper una relación sentimental hay que seguir alguna especie de protocolo y deben saludar y ponerse a hablar como cotorras aún sin apetecerles. Esta decisión de no querer tener ningún contacto hay que respetarla, venga de quien venga.

  • Cuando sabes que uno de los dos no va a poder mantener los límites que corresponden. Y cuando digo ‘los límites que corresponden’ me refiero a los que vosotros hayáis marcado de cara a la ruptura. Si en su día hablasteis que era mejor no tener contacto por el motivo que fuera (por ejemplo, habéis cortado y vuelto infinidad de veces y sabéis que al mínimo contacto podéis volver a recaer, uno de los dos tiene una nueva pareja, etc.), es mejor no iniciar ese contacto, al menos durante un tiempo.

Cuándo sí saludar:

  • Habéis ha zanjado todo y habéis quedado como “amigos”. Un saludo cordial nunca está de más y habéis cortado de ‘buen rollo’ (lo entrecomillo porque las rupturas siempre son algo dolorosas por muy de buen rollo que se hagan).

LE HE SALUDADO, ¿Y AHORA QUÉ?:

  • OPCIÓN A: Sigues con lo tuyo. Has saludado porque te apetecía y eres una persona amable y cordial, pero si estás dolido/a porque la ruptura es reciente o fue muy traumática, es mejor no entablar conversación. Respecto a lo de ‘ruptura traumática’, me explico: da igual que hayáis quedado bien o como ‘amigos’, hay rupturas que aún así pueden ser muy traumáticas y para superarlas es mejor no zambullirse de nuevo a la aventura con el/la ex.

  • OPCIÓN B: Te paras a hablar. En este caso hay que tener varios puntos más en cuenta:

→ No pierdas la cordialidad ni dejes que el otro la pierda contigo. Ante todo habéis compartido parte de vuestra vida juntos/as y es importante mostraros un respeto mutuo.

Saber en qué lugar estás en este momento. Es decir, no te crees falsas expectativas. Hablar de nuevo con tu ex no implica que vayas a volver con él/ella.

No prolongar mucho la conversación. Vamos a ver, que si quieres contarle tu vida en verso tampoco te voy a decir que no, pero como se suele decir ‘donde hubo fuego cenizas quedan’… ¡Tú sabrás en qué jardín te metes!

No entrar en detalles íntimos. Y menos si esos detalles de tu vida actual tienen que ver con una nueva pareja. Ambos tenéis todo el derecho del mundo a rehacer vuestras vidas, pero no tenéis ningún derecho a hacer daño al otro de forma deliberada.

Los temas pendientes no se solucionan en encuentros casuales. Si, tras la ruptura, hubo temas que no se hablaron o quedaron pendientes, es mejor que reservéis otro momento para solucionar estos temas. Un encuentro fortuito por la calle o una fiesta no es ni el mejor momento ni el mejor sitio para ponerse a hablar de asuntos pendientes.

No seas falso/a: si no te apetece saludar o hablar, no lo hagas. Que lo mismo me repito más que el ajo, pero es que es taaaan típico…

No rememorar viejos tiempos.¿Te acuerdas de aquel verano que fuimos de viaje a Tenerife y cenamos en la terraza de aquel hotel a la luz de la luna?‘ NI. SE. TE. OCURRA. METERTE. EN. ESTE. BARRIZAL. A ver, está claro que cuando uno se separa de su pareja, al cabo de un tiempo parece que siempre pesan más los momentos que recordamos con cariño que aquello por lo que se rompió, PERO, o sea, Hellou? Te recuerdo que NO ESTÁIS JUNTOS/AS POR ALGO. Otra cosa es que hayan pasado 6 años desde la ruptura (con 6 años no me refiero a 6 años justos, me refiero a MUCHO TIEMPO), y ambos hayáis cambiado o las situaciones sean muy distintas, y entonces sí podáis incluso volver a ser pareja, pero en esta entrada estoy hablando de rupturas más o menos recientes. Así que, y siguiendo la línea de redacción, para este punto es un ‘NO’ rotundo.

OJO CUIDAO’ con las falsas ilusiones. Puede que, como decía antes, en estos momentos sólo pese lo bueno y eches mucho de menos la compañía de tu ex-pareja, cosa que ayude a generar falsas expectativas si vuelves a mantener el contacto con ella, sin embargo, estas ilusiones o ganas irremediables de volver con tu ex, no son más que el efecto de la abstinencia emocional (sí, cual droga). No te dejes engañar.

Respeto a actuales parejas si las hay. Si alguno de los dos miembros de la antigua pareja tiene ahora una nueva, RESPECT MÁXIMO. Tu ex merece rehacer tu vida y su actual pareja no tiene la culpa de que vuestra antigua relación saliera mal.

No dirigirse a la ex-pareja con motes o gestos que teníais cuando estabais juntos. Esto refuerza más todavía si cabe lo de ‘generarse falsas ilusiones y esperanzas’ de cosas que o nunca van a llegar, o puede que lleguen y vuelvan a salir mal dado que no es el momento de volver. No estáis juntos y hay que respetar la decisión conjunta, no vale que uno de los dos juegue sucio.

¿Y SI ME LO/A ENCUENTRO CON MI PAREJA AL LADO?

Determina con tu pareja actual previamente qué hacer si se da el caso. Comunica tu preocupación y si te dice que no le importa hablar de los exs pregúntale si, llegado el momento, querría que se lo/la presentaras, o si le importaría saludar o entablar conversación. La comunicación es clave en estas situaciones y estas cosas siempre es mejor hablarlas llegado el momento, así luego sabemos cómo reaccionar.

Y recuerda que si tienes alguna duda o necesitas ayuda profesional en terapia sexual, de pareja o psicológica, puedes escribirme un email a 

info@diariodeunasexologa.es

Escrito por María Esclapez

María Esclapez

Psicóloga especializada en Sexología Clínica y Terapia de Parejas. Sex Coach.