Juego: Mito o realidad, ¿cuánto sabes sobre sexualidad masculina?

¿Los hombres de verdad no lloran? ¿Todos los hombres tienen miedo al compromiso? ¿El tamaño de los genitales masculinos es importante para el placer de la pareja?

¿Son todas estas preguntas ciertas o falsas? Muchas veces convertimos falsas creencias sobre la sexualidad masculina en afirmaciones rotundas. El boca a boca y la “sabiduría popular” unidas al desconocimiento y la falta de una buena educación afectivo-sexual son la principal causa de que estos “mitos” formen parte de nuestra vida sexual. Para dejar las cosas claras de una vez por todas, he decidido hacer una selección de aquellas falsas creencias que solemos decir prácticamente sin pensar porque las tenemos muy asumidas y otras tantas que son verdaderas. ¿Te apetece empezar a trabajar en ello mediante un juego muy divertido en el que el objetivo es determinar si cada frase que hay a continuación es MITO o REALIDAD? Más abajo tienes las respuestas. ¡Adelante!

Frases:

1. Todos los hombres tienen que cumplir y dejar satisfecha a su pareja.

2. Los hombres sólo piensan en sexo.

3. El tamaño del pene NO es importante para la satisfacción sexual de la pareja.

4. Todos los hombres son iguales.

5. Los hombres de verdad no lloran.

6. Todos los hombres tienen una zona erógena en el recto y por eso, si quisieran, sentirían placer con el sexo anal.

7. Los hombres temen al compromiso.

8. Para tener mantener una relación sexual es importante que el hombre tenga una erección.

.

.

A continuación tienes todas las respuestas

.

.

RESPUESTAS:

1.  Todos los hombres tienen que cumplir y dejar satisfecha a su pareja.

MITO

Cada uno es responsable de su propio placer. Ser hombre no conlleva la obligación de dejar satisfecha a la pareja sexual o afectiva.

2. Los hombres sólo piensan en sexo.

MITO

¡Ni que fueran máquinas! Hay una frase parecida que también oigo mucho que es algo así como que “los hombres tienen deseo sexual las 24 horas del día” o “los hombres siempre tienen ganas de sexo”. Y no amiguis, nada de esto es cierto.

3. El tamaño del pene NO es importante para la satisfacción sexual de la pareja.

REALIDAD

Pues claro que no es importante. Estoy cansada de decirlo, ¡el tamaño del pene no importa! Primero, porque una erección no es necesaria para practicar sexo; segundo, porque no todo en el sexo es el coito; y tercero, porque aunque se practique la penetración, el tamaño/grosor del miembro no está directamente relacionado con el placer, ni en hombres ni en mujeres.

4. Todos los hombres son iguales.

MITO

Cuando una persona dice esto lo que hace es una generalización errónea. Probablemente la persona que dice o piensa esto es porque ha tenido malas experiencias sexuales/afectivas.

5. Los hombres de verdad no lloran.

MITO

Cuando lo lees aquí puedes pensar ‘madre mía, qué obvio; los hombres son personas y tienen sentimientos, ¿cómo no van a llorar?’ pero luego es muy fácil oír, de padres/madres a hijos/as, los siguientes comentarios ‘no llores, campeón’ o ‘no seas niña, que los hombres no lloran’ y es que la educación machista en estos pequeños detalles está a la orden del día. No nos damos ni cuenta, pero ahí está esa norma no escrita que enseña a los niños a no mostrar sentimientos y las niñas a expresarlos y ser empáticas.

6. Todos los hombres tienen una zona erógena en el recto y por eso, si quisieran, sentirían placer con el sexo anal.

REALIDAD (a medias).

La clave está en la expresión ‘si quisieran’. A ver, es cierto que la mayoría de hombres pueden obtener placer estimulando la llamada ‘zona P’ (equivalente a la ‘zona G’ de las mujeres), sin embargo, que por lo general estén físicamente predispuestos a ello no implica que absolutamente todos los hombres del planeta tengan que estimular esta zona para obtener placer así como tampoco supone que tengan que estar obligados a dejarse estimular si no están receptivos y no hay apetencia o curiosidad. Hay que pensar un poquito las cosas: si alguien no quiere hacer hacer alguna cosa, por mucho que insistamos, la posibilidad de placer se verá reducida ante la falta de receptividad.

7. Los hombres temen al compromiso.

MITO

Volvemos a la educación machista que hemos recibido todos estos años atrás, esta vez relacionada con la creencia de que los hombres pueden y quieren estar con muchas parejas sexuales y afectivas (por lo que temen al compromiso) y las mujeres sólo buscan al amor de su vida.

8. Para tener mantener una relación sexual es importante que el hombre tenga una erección. 

MITO

Lo comentaba antes en el mito 3. No es necesaria una erección para tener sexo, porque el sexo no tiene por qué ser genitalizado. Tenemos un mapa erógeno muy grande (la piel) por el cual viajar a través de los estímulos. Centrar las relaciones sexuales sólo en los genitales y en el rendimiento de éstos (potencia, duración, placer…) aumenta la probabilidad de inseguridad y frustración en caso de que las cosas no funcionen como queremos.

Escrito por María Esclapez

María Esclapez

Psicóloga especializada en Sexología Clínica y Terapia de Parejas. Sex Coach.