Ejercitadores de Kegel Laselle de INTIMINA

bolas-kegel-diario-de-una-sexologa

Tengo una buena noticia: he encontrado las bolas chinas definitivas.

Resulta que buscando cositas chulas por internet para hacer alguna reseña, encontré las bolas kegel de la marca INTIMINA. Éstas me llamaron la atención porque, personalmente, siempre había usado diseños de dos bolas unidas por una cuerdecita o trozo de silicona, sin embargo, este formato me resultó novedoso ya que se trata de una sola bola (aunque tiene un truco que a lo largo del post te contaré).

Primero voy a hablar sobre los aspectos técnicos y luego os contaré algunas cosas más que he podido vivir por experiencia propia tras su uso.

bolas-kegel-diario-de-una-sexologa

Material:

Los Ejercitadores de Kegel LaselleTM están fabricados en silicona apta para el contacto con el cuerpo y sin ftalato (esto significa que es 100% seguro y que ayuda a cuidar tu salud sexual).

¿Cuánto pesan las bolas?

Las bolas están disponibles en tres pesos diferentes que podrás utilizar individualmente o combinados entre sí para ayudarte a fortalecer tu suelo pélvico con mayor eficacia. Podrás utilizar cada peso dependiendo del estado y fortaleza de tu suelo pélvico (a menos fuerza del músculo menos peso). Los pesos van desde 28 gramos hasta 48 gramos, pasando por los 38 gramos, para que puedas realizar un entrenamiento de tu músculo pubococcígeo de la misma manera que si estuvieras en el gimnasio trabajando cualquier otro músculo: de menos peso a más. Además, y siempre que quieras, podrás combinar dichos pesos a tu gusto: por ejemplo, imagina que estás usando la bola de 48 gramos y quieres continuar aumentando el peso, ¿qué haces? ¿Te compras una nueva o nuevas bolas para ello? ¡No! Lo que puedes hacer en este caso es unir las bolas de 38 gramos y la de 28 gramos para obtener en total un peso de 66 gramos.

bolas-kegel-dosfarma-diario-sexologa

En mi caso me las compré por separado, pero las podéis conseguir juntas en formato kit.

¿Cómo se unen?

Muy fácil, sólo tienes que seguir estos tres pasos:

1. Pasa el cordón de extracción de la esfera principal a través del anillo exterior de la otra esfera.

bolas-kegel-intimina3

img_20161012_180402

2. Pasa la esfera principal a través del bucle resultante

img_20161012_180423

3. Tira firmemente para que ambas esferas queden enlazadas de manera segura

img_20161012_180431

 

img_20161012_180436

 

img_20161012_180457

Utilización:

Estos ejercitadores de suelo pélvico constituyen un dispositivo estático que te ayuda a localizar tus músculos del suelo pélvico al contraer dichos músculos alrededor de las esferas. Por lo tanto, una vez los introduzcas dentro de tu vagina a no más de unos 2 centímetros de profundidad (recuerda que el método es similar al de introducirse un tampón, tienes que dejar el hilo fuera para luego poder sacar la bola), lo que tienes que hacer es tensar continuamente tu músculo pubococcígeo para que la bola se desplace unos centímetros hacia arriba. Llegado este momento mantenlas en esa posición de 2 a 10 segundos (vamos, que mantengas la tensión de tu suelo pélvico). Luego relaja el músculo. ¿Ves cómo se asemeja a un entrenamiento de gimnasio? Puedes repetir tantas veces el ejercicio como quieras pero nunca sobrepases los 60 minutos con la bola dentro porque el pH de la vagina puede alterarse.

Si lo deseas y te resulta más cómodo para su aplicación, puedes utilizar unas gotitas de lubricante (siempre con base de agua, nunca de silicona en este caso puesto que al ser el producto también de silicona podría dañarse el material). Yo lo hago porque si no, no hay Dios que meta eso dentro, básicamente porque yo no lubrico mucho y siempre tengo que echar mano de lubricantes.

Rutina a tu medida:

Lo que yo hago para ejercitar el suelo pélvico con las bolas depende un poco de las ganas que tenga de trabajar: a veces me las pongo para salir a andar o limpiar la casa y dejo que la gravedad haga su trabajo (el músculo pubococcígeo se contrae cuando nota que algo está cayendo y lo sujeta para que no caiga, así se ejercita), y otras veces sí que me centro en trabajar tensando y distensando el músculo pélvico. Incluso, si me apetece, voy manejando el músculo un poco a mi antojo y por partes, pero esto es un nivel experto en Kegel que ya os contaré otro día 😉

Te dejo un ejemplo de ejercicio:

  1. Contrae el músculo del suelo pélvico y levanta el ejercitador hacia arriba (como te he explicado antes)
  2. Mantén la contracción durante 2 segundos y respira profundamente mientras mantienes la contracción
  3. Deja de contraer el músculo y relájalo
  4. Descansa durante 2 segundos (o los que necesites)
  5. Repite el ejercicio 10 veces

Lo mejor es realizar el entrenamiento unas 3 veces a la semana, de lunes a viernes, días alternos. A medida que avanzas, la duración de la contracción se puede aumentar hasta un máximo de 10 segundos.

AVISO IMPORTANTE: Tardarás unas semanas en notar resultados. Si posteriormente a su uso notas dolores parecidos a los de las agujetas, deja de utilizar las bolas por unos días.

Extracción:

Puedes estar tranquila porque la bola no va a desaparecer ni va a ser abducida hacia un agujero negro en el interior de tu vagina porque ésta tiene tope y es imposible que se quede dentro si has seguido los anteriores pasos.

Cuando hayas terminado tu rutina y quieras, podrás tirar suavemente del hilo para sacar la bola al exterior. Relaja los músculos de tu vagina, sujeta el cordón de extracción y tira de él despacio pero con firmeza. Si el ejercitador no sale con facilidad, prueba a sentarte o tumbarte, relaja el cuerpo y repite las instrucciones de extracción.

Si antes de terminar tu rutina sientes molestias, extrae de inmediato la bola. Si las molestias persisten, entonces lo mejor es que acudas a tu médico.

Limpieza, almacenamiento y seguridad:

Como sabes, este tipo de productos necesita una limpieza y cuidado especial, así que te voy a explicar cómo tienes que cuidar las bolas de INTIMINA.

Para empezar, tienes que lavarlas antes y después de suuso con un poquito de agua tibia y jabón neutro y nunca utilizando alcohol, acetona o gasolina (sé que parece obvio, pero he visto barbaridades). Luego lo tienes que secar con un trapito que no deje pelusilla.

Puedes guardar la bola en la bolsita que trae en su correspondiente caja.

img_20161012_180223

VALORACIÓN FINAL: 8,7

  • Estética: 9
  • Presentación y originalidad: 7
  • Limpieza: 8
  • Material: 8
  • Usabilidad: 10
  • Precio: 10

Este producto lo he adquirido en la parafarmacia online dosfarma.com en la que además y si lo deseas, puedes encontrar cualquier otra cosa relacionada con la salud sexual (muchos preservativos, algún anillo vibrador, lubricantes, bolas chinas, etc.)

dosfarma_logo

Escrito por María Esclapez

María Esclapez

Psicóloga especializada en Sexología Clínica y Terapia de Parejas. Sex Coach.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>