Efectos secundarios del orgasmo

orgasmo-diario-sexologa

Los ‘fenómenos paranormales’ del sexo

Pues sí, hasta algo tan placentero como el orgasmo puede tener efectos secundarios como llantos, risas, estornudos o convulsiones. Puede que hayas vivido alguna de estas situaciones después de haber mantenido relaciones sexuales, sin embargo, los casos que te presento a continuación sólo se presentan en ocasiones muy particulares, es más, la ciencia los cataloga como “fenómenos raros” y en algunos, su estudio se resume a casos concretos. Por otra pare, he de decir que normalmente la respuesta sexual, incluido el orgasmo tiene más beneficios que efectos secundarios, pero claro, ya sabes que a mí me gusta hablar de todo y que, algo tan curioso como esto no iba a ser menos.

Orgasmo

Risa

Qué bien que haya gente a la que le da por reírse, oiga, y más si la risa es contagiosa.

Llanto o sentimientos de depresión

También conocido como disforia postcoital es en realidad un suceso químico producido por la amígdala (parte del cerebro que rige emociones como el miedo y la ansiedad).

Lo que ocurriría sería lo siguiente:

  • Durante el sexo, la amígdala “amortigua” las emociones de tristeza, agobio, ansiedad, nerviosismo y similares.
  • Después del sexo, es decir, una vez llegado al orgasmo y el cuerpo a vuelto a la normalidad, la amígdala recupera también sus niveles normales de funcionamiento.
  • El pasar de 0 a 100 es lo que notamos a nivel emocional, por eso no podemos aguantar las ganas de llorar y terminamos a lágrima viva o con sentimientos de depresión que pueden durar horas e incluso días.

Realmente no existe un fenómeno post-orgasmo como tal,  esto mismo también puede ocurrir sin orgasmo.

Convulsiones/”orgasmolepsia”

Las convulsiones son más comunes en personas con epilepsia (en especial si éstas son mujeres)

Si te ha ocurrido alguna vez, es muy importante que acudas al médico para que te hagan las pruebas pertinentes: examen neurológico, consumo sustancias, traumas, etc.

Se conoce un caso de un paciente que tras tratamiento médico mejoró su calidad en las relaciones sexuales.

Estornudos:

Según un estudio en el Journal of the Royal Society of Medicine, estornudar después de tener un orgasmo se debe a un fallo genético heredado producido por un cruce de señales en el sistema nervioso autónomo.

Dolor, disorgasmia:

La disorgasmia se caracteriza por tener orgasmos dolorosos. Esta patología está asociada especialmente a las mujeres.

El tener orgasmos dolorosos puede ocurrir de repente, aún habiendo disfrutado de orgasmos sin dolor previamente.

El dolor está producido por un calambre en la parte baja del abdomen después del clímax. Puede durar minutos, horas o días. La patología puede desaparecer con el tiempo.

La causa no está todavía muy clara dado que hay escasez de estudios al respecto. Los científicos barajan la posibilidad de que esto se deba a la toma de la píldora anticonceptiva, los medicamentos antidepresivos o las drogas psicoactivas, así como las contracciones uterinas asociadas a la menstruación, existencia de quistes en los ovarios.

El tratamiento recomendable es acudir a un especialista en sexología, tratar el dolor con paracetamol o ibuprofeno y hablar con la pareja si se tiene para que entienda qué es lo que está pasando.

Dolor de cabeza

Para la también conocida como “cefalea coital”, las causas no están muy estudiadas. Sin embargo, los síntomas son tratable fácilmente con ibuprofeno o paracetamol.

Síndrome de la enfermedad post orgasmo

Este síndrome está documentado desde 2002 y se caracteriza por síntomas tales como:

  • Cansancio
  • Malestar
  • Fiebre
  • Diarrea

Alergia al propio semen

El cuerpo malinterpreta las proteínas presentes en el semen como invasoras y activa una respuesta del sistema inmunológico.

Cataplexia

O lo que es lo mismo debilidad muscular general. La causa puede estar en la presencia de emociones intensas o en la fuerte descarga hormonal del orgasmo.

Síndrome del orgasmo en el pie:

A modo de curiosidad, voy a contar un caso que leí mientras buscaba bibliografía para este artículo. Resulta que una mujer de 55 años acudió al médico comentando que sentía sensaciones orgásmicas indeseadas en su pie izquierdo. Cuando se estimulaba los genitales y tenía un orgasmo, también lo sentía en su pie. Los médicos realizaron diferentes pruebas para ver qué podía estar ocurriendo y
descubrieron que las sensaciones comenzaron a producirse después de una lesión. La regeneración de fibras y nervios dañados durante la rehabilitación pudo ocasionar, de alguna manera, esta conexión y provocar esa sensación. El cerebro malinterpretaba esta información como información exclusiva de la vagina.

Otros:

Se revisaron estudios de casos de fenómenos → prurito (picor), ataque de pánico


CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica o psicológica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Escrito por María Esclapez

María Esclapez

Psicóloga especializada en Sexología Clínica y Terapia de Parejas. Sex Coach.