• Relatos eróticos
  • Horas extra

    secretary2

    Color magenta: Sara Color azul: Marcos No sé qué le ven de malo al lunes si es uno de los mejores días de la semana. ¿Será porque no tienen la suerte de trabajar en el mismo sitio donde trabajo yo? Espera, no pienses que soy un directivo de los que se ponen un traje hasta […]

  • Relatos eróticos
  • Perdiendo los papeles

    Flaming_cocktails

    Aseguran que hay pocas cosas peores que el orgullo. Capaz de llevarte a toda velocidad directo a un callejón sin salida. Por supuesto, perdidos los frenos, el golpe es inevitable. Y ella siempre ha sabido cortármelos para no parar aunque yo quiera. La verdad es que no me gustaría tanto si no tuviera esa habilidad. […]

  • Relatos eróticos
  • Bajo la gabardina.

    portada_bajolagabardina

    Una figura alta, enfundada en una gabardina negra, caminaba dando la espalda a un cuerpo inmóvil que descansaba sobre el capó de un coche aparcado. Sus tacones de aguja repiqueteaban por el suelo del callejón. El repiqueteo aumentó su cadencia cuando unas sirenas de policía comenzaron a escucharse a lo lejos. La figura se escondía […]

  • Relatos eróticos
  • Hentai.

    Sin tí,hglbglkgjl.kjtulo

    Al abrir la puerta, el golpe de aire acondicionado y el suave olor perfumado del desinfectante reciben como cada viernes por la mañana al señor Ramón. Le agrada esa sensación de pasar de la ruidosa y abrasadora calle al fresco y algo oscuro interior del sex shop de su barrio. Se quita la gorra de […]

  • Relatos eróticos
  • Blablacar

    Crash

    Esta noche vuelvo a recoger a uno. Hace ya dos semanas desde la última vez que llevé de viaje a alguien y volvía a sentir ganas de dar un paseo. El otro día me metí en blablacar y encontré al compañero de viaje que quería: Un chaval joven con pinta de tímido detrás de sus […]

  • Relatos eróticos
  • Segundas oportunidades

    game-259109_1920

    La primera vez que nos vimos fue hace ya algunos años. Éramos unos críos. Yo había salido de fiesta la noche anterior y la resaca era insoportable. Probablemente no volvería a verla hasta después de varios años y no quería perder la oportunidad. Maldita la hora que me dejé convencer para la última ronda de […]